Por que las personas comienzan a aprender un arte marcial?

¿Por qué las personas comienzan a aprender un arte marcial?

Las personas comienzan a aprender un arte marcial por muchas razones. Quizá te sientes fuera de forma o tal vez ya no quieres que otras personas te molesten. Las artes marciales son una buena manera de aumentar tu autoestima. Cuando comienzas a entrenar, comienzas a entenderte mejor. Esto también te ayudará a comprender y a respetar a los demás.

¿Qué son las artes marciales orientales?

En la actualidad, las artes marciales tradicionales orientales aún incluyen la práctica de un código ético preciso que tiene sus raíces en el confucionismo chino, el sintoísmo japonés y la espiritualidad del budismo zen. Además, algunas artes marciales, como el tai chi chuan, se preservan como una práctica para mejorar la salud física y mental.

¿Quién fue el fundador de las artes marciales?

De él parten casi todas las enseñanzas Filosóficas relacionadas con las artes marciales, pero fue un monje llamado Bodhidharma o Daruma Taishi (Fundador del Budismo Zen) quien parece que sistematizó las enseñanzas y técnicas. Este monje realizó un viaje a la provincia china de Honan 520 d.C donde enseñó disciplina física, mental y de lucha.

¿Cómo entrenar con tus amigos en las artes marciales?

Puedes intentar pedirles a tus amigos que tengan interés en las artes marciales que entrenen contigo. Es posible que sea más fácil entrenar juntos. Si tienes amigos que practican un arte marcial, pídeles algunos consejos o pregúntales si quieren tener una pelea de práctica algún día.

¿Cuáles son los diferentes tipos de artes marciales?

Si quieres practicar un arte marcial más tradicional, busca información sobre el Kung Fu o el Aikido. Las artes tradicionales tienden a poner mucho énfasis en la filosofía detrás de las artes marciales. Si tienes piernas largas, puedes considerar el Taekwondo, el cual pone énfasis en las patadas.

¿Por qué es importante estudiar arte marcial?

Aprender un arte marcial es bueno para el cuerpo y la mente. Dependiendo del lugar donde vives, puede ser difícil encontrar una escuela y mucho menos costearte las clases. Nada puede reemplazar la experiencia que se gana cuando un instructor te entrena.